Whatsapp implementó un sistema de “cifrado de extremo a extremo” en sus conversaciones y llamadas

Desde el pasado martes cinco de abril,  los mensajes enviados desde esta aplicación se codifican  en la medida que salen del dispositivo del remitente y sólo pueden ser descifrados por el dispositivo del destinatario. De esta forma, se busca que el contenido enviado por medio de Whatsapp esté completamente protegido de ser interceptados por terceros.