Abren investigación a Apple en Francia por “obsolescencia programada” de sus teléfonos

La Dirección General de Competencia, Consumo y Represión de Fraudes (DGCCRF) francesa comenzó una investigación penal en contra de Apple por “obsolescencia programada”, luego de descubrirse la deliberada baja de capacidad de sus modelos antiguos de iPhone. Esta investigación de carácter preliminar fue iniciada el 5 de enero por la Fiscalía de París y tiene como antecedente la denuncia presentada por la asociación Halte à l’obsolescence programmée (HOP), en donde se reclama que Apple estableció una estrategia global de obsolescencia programada con el objetivo de aumentar sus ventas. Según acusa la asociación, la compañía de tecnología puede ser perseguida debido a los teléfonos que vendió en el país desde la promulgación de la Ley de Transición Energética, de agosto de 2015, en donde se introdujo el delito de obsolescencia programada que tiene asociadas multas de hasta un 5% de las ventas totales de la empresa en un año. La investigación podría tomar meses y dependiendo de sus resultados será retirada o entregada a un juez para una investigación en profundidad.